Acinipo - Ronda la Vieja

Acinipo – Ronda la Vieja

Resulta difícil de creer que Ronda fuera alguna vez un gran punto de referencia dentro del Imperio Romano, sin embargo basta un vistazo a los libros de historia para encontrar referencias a la ciudad de Acinipo y a las terribles batallas que ocurrieron en Monda durante la guerra civil entre Julio César y los hijos de Pompeya.

Acinipo fue fundada por nativos ibéricos hace varios miles de años, pero evidencias arqueológicas encontradas allí muestran un asentamiento de la edad de bronce (1.100 a.C – 750 a. C), así mismo, podía haber existido en ese mismo lugar una ciudad cartaginesa, antes de la caída de Cartago en las guerras púnicas.

Sin embargo, la historia más importante de Acinipo se encuentra en la época romana, comenzando en el 202 a.C. hasta el declive de la ciudad cerca de 700 años más tarde. A esas alturas, Acinipo albergaba a 5.000 romanos más aquellos que vivían en el campo y en el castillo de Arunda (en la actual Ronda).

Fue tal su importancia que Acinipo acuñó sus propias monedas durante varios años (del 56 a.C al 53 a. C.) y construyó un anfiteatro con aforo para 2.000 personas. De hecho, tras la guerra civil de César muchas parcelas de tierra se cedieron a veteranos de sus legiones, los cuales se establecieron allí junto a sus mujeres e hijos, convirtiéndose en comerciantes o cultivando uvas para hacer vino. De ahí el nombre de Acinipo que significa “entre los viñedos”.

Situada a 999 metros sobre el nivel del mar con imponentes vistas de toda la zona, Acinipo nunca fue atacada por los bárbaros, de hecho la población íbera de la época era totalmente romana y la ciudad era más o menos próspera y segura. Acinipo era una ciudad romana completa, con edificios públicos, un anfiteatro, termas, templos y todo los que los ciudadanos romanos podían necesitar.

Durante el tiempo de dominación de Acinipo sobre la zona sabemos que también existían asentamiento romanos en Grazalema, Setenil de las Bodegas, Olvera, Antequera, Júzcar y por su puesto Arunda, donde se construyó un castillo y una fortaleza militar para mantener al ejército fuera de la ciudad.

Desafortunadamente el futuro de Acinipo estaba fuertemente ligado al destino del Imperio Romano y cuando los bárbaros atacaron Roma desde el norte muchos de sus ciudadanos se trasladaron a ubicaciones militares para protegerse. Como consecuencia Arunda se convirtió, lentamente, en una ciudad más grande y Acinipo fue en declive. Al mismo tiempo que Roma cayó en el 495 d. C. Acinipo fue abandonada y prontó cayó en el abandono.

Acinipo ofrece una visión fascinante sobre como se planificaban las ciudades romanas que estaban situadas fuera de las fronteras del imperio durante la época de las guerras púnicas y, así mismo, merece la pena una visita a Setenil de las Bodegas, el pueblo construído en la roca.

Indicaciones: Coger la carretera a Sevilla A-376 y tras 7 kms girar a la derecha y coger la MA-7402 dirección Acinipo y Ronda la vieja.

HORARIO APERTURA ACINIPO
Lunes: Cerrado
De Martes a Sábado: de 10:00 a 16:00 (la entrada se cierra a las 17:00)
Domingo: de 09:00 a 13:00 (la entrada de cierra a las 14:00)

(Este horario, aunque actualizado, puede modificarse en cualquier momento.)

Share Button