La Tagarnina grazalemeña, de la “Viña Candil”. Esta planta de la familia de los…

La Tagarnina grazalemeña, de la “Viña Candil”. Esta planta de la familia de los Cardos, se da en Grazalema tras las intensas lluvias. De aspecto espinoso, es un producto limitado y de exquisito sabor. Su tamaño es pequeño-mediano, su forma rizada, con colores verdes, blancos y sonrojados. Tiene las pencas cortas, de ahí su exquisito sabor, ya que contienen menos agua que las tagarninas gigantes.

El trabajo de recolección y limpieza es laborioso y hay que hacerlo con mucha dedicación.
Es un producto silvestre excaso pero muy demandado.

Se pueden cocina de muchas formas; por ejemplo en guisos y potajes, en ensalada, en tortillas, en revueltos, esparradas.

Un producto muy recomendable para la salud.



Facebook Ecológicos de Grazalema

Share Button