El corcho Quercus suber (alcornoque mediterráneo) Sierra de Grazalema

El corcho – Quercus suber (alcornoque mediterráneo)

El corcho  Quercus suber (alcornoque mediterráneo) Sierra de GrazalemaQuercus suber (alcornoque mediterráneo) es un tipo de árbol de hoja perenne, endémico del Mediterráneo. A lo largo del tiempo, este árbol se ha adaptado a los incendios y la sequía de esta región, generando una corteza más gruesa como capa protectora. Las numerosas aplicaciones industriales de la capa exterior de su corteza propiciaron el desarrollo de 2,7 millones de hectáreas de bosques abiertos de esta especie en 7 países del Mediterráneo (España, Portugal, Argelia, Marruecos, Italia, Túnez y Francia).

El corcho  Quercus suber (alcornoque mediterráneo) Sierra de Grazalema

No es necesario dañar ni talar este majestuoso árbol para extraer el corcho, sino que basta con retirar cuidadosamente su corteza con un hacha especial. Este proceso se realiza durante el calor del verano, que permite que la corteza se despegue con mayor facilidad. Las láminas de corcho se transportan en mulas hasta que se apilan en camiones y se almacenan. El corcho de estos árboles, que llegan a vivir 200 años, alcanza la calidad suficiente para su empleo El corcho  Quercus suber (alcornoque mediterráneo) Sierra de Grazalemaenológico a los 50 años, y su corteza tarda entre 9 y 12 años en regenerarse. No es necesario arar la tierra entre las cosechas, lo que permite el desarrollo de una rica vida salvaje en sus bosques, que dan refugio a especies endémicas singulares. En estudios recientes se ha descubierto la inmensa diversidad de la fauna y flora de estos bosques, propiciada por una elevada humedad. El dosel arbóreo y sus numerosos arroyos generan un microclima subtropical en una región habitualmente seca de España.

El equilibro entre conservación y desarrollo económico de estos bosques es ejemplar. España es, tras Portugal, el segundo mayor productor de cocho, con cerca del 25 % del suministro mundial, genera alrededor de 300 millones de euros con la exportación de este material y da trabajo a miles de personas.

El corcho  Quercus suber (alcornoque mediterráneo) Sierra de GrazalemaYa en la antigüedad los egipcios, los griegos y los romanos empleaban el corcho para tapar vasijas, construir tejados y fabricar colmenas. A principios del siglo XVIII, el uso del corcho se expandió en la industria, en particular cuando Dom Pierre Pérignon, un monje benedictino célebre por inventar el champán, creó el primer tapón de corcho. La elasticidad del corcho y sus propiedades impermeables hacen de él el material ideal para fabricar tapones. Los corchos más caros proceden de una sola pieza, aunque también es habitual crear aglomerados de corcho pegando trozos pequeños. Los recortes de corcho también se recogen para procesar productos de corcho alternativos, por lo que nada se desperdicia.

Gracias a sus propiedades exclusivas, las aplicaciones del corcho son innumerables y abarcan desde escudos y revestimientos térmicos de naves espaciales hasta artículos para limpiar vertidos de crudo. Otros ejemplos de aplicaciones del corcho son: revestimientos para suelos y paredes, aislamientos acústicos/térmicos, juntas para motores, boyas de pesca, zapatos, muebles, utensilios de cocina, adornos, empuñaduras de cañas de pescar, bastones y bicicletas, revestimientos para cascos, dianas para dardos, rellenos de pelotas de baloncesto, hockey y cricket.

cork-beehives sierra de grazalemaTras un periodo en el que parecía que las alternativas sintéticas más económicas se imponían sobre los tapones de corcho para vinos, el uso de este material está resurgiendo. Su impacto medioambiental es muy inferior al de las alternativas de metal o petróleo, y además es el material perfecto para el vino tinto, el coñac y otras bebidas, ya que permite que el vino se oxigene y envejezca bien.

El corcho  Quercus suber (alcornoque mediterráneo) Sierra de GrazalemaEcologistas, WWF y grupos ornitológicos luchan por salvar la industria del corcho, incitando a los aficionados al vino a consumir solo botellas con tapón de corcho. La disminución de la demanda de tapones de corcho provocaría el colapso de todo el sistema (los tapones de corcho constituyen el 60 % de toda la producción) y podría dar lugar en tan solo 10 años a la desaparición de los bosques por abandono, incendios, diversificación y otro tipo de sobreexplotación.

El corcho es un material completamente natural, renovable y reciclable de vital importancia para el medio ambiente.

¿Dónde encontrar alcornoques en la península ibérica?

El parque de los Alcornocales es el bosque de esta especie más grande de la península ibérica, y el más importante del mundo. Este montañoso parque forma un corredor verde entre la Sierra de Grazalema y la zona costera de Tarifa.

Información/centros de visitantes:

Share Button