A estas horas seguimos, juegos nocturnos… Expectación entre los participantes.

A estas horas seguimos, juegos nocturnos… Expectación entre los participantes.



Facebook Tavizna Aula de la Naturaleza

Share

UNA VISIÓN SOBRE LOS CAMPAMENTOS por Paul Tough Los campamentos proporcionan a …


UNA VISIÓN SOBRE LOS CAMPAMENTOS por Paul Tough

Los campamentos proporcionan a los niños la oportunidad de vivir tanto la autonomía como el apoyo, valores que a menudo no suelen tantear a fondo en sus hogares. Esto es lo que considero que convierte la experiencia del campamento en tan positiva para tantos niños. Los padres frecuentemente están tan involucrados emocionalmente en las vidas de sus hijos que les resulta difícil mantener la distancia y ofrecerles la autonomía necesaria. O, en el caso contrario, pasan al otro extremo y no les ofrecen el amor y el apoyo que necesitan.
Pienso que cuando los campamentos aciertan a transmitir a los niños que tienen apoyo y seguridad, pero que también pueden hacer cosas que jamás soñaron que iban a poder hacer, se transforman en una experiencia transformadora.
En los campamentos, los niños se arriesgan, cometen errores, aprenden sobre la comunidad, sufren reveses y tienen éxito en un ambiente acogedor. Cometer errores es precisamente la manera en la que adquirimos aquellas cualidades indispensables de nuestra personalidad como la determinación y el control. Y en muchas escuelas y hogares hoy en día, los niños no tienen oportunidades de fracasar en nada.
No olvidemos que cuando somos sinceros con los niños sobre las decepciones, estos son capaces de entender mejor su potencial y sus habilidades. Necesitan saber cómo ganar y perder de manera productiva – que los traspiés existen y que no ganamos en todos los juegos, pero que los fracasos no son un desastre. Al contrario, a veces son un escalón importante en el camino hacia el éxito.
Creo que cuando los niños experimentan estos vaivenes de manera controlada cuando son pequeños, esto les ayuda a aceptar futuros contratiempos mucho mejor. Necesitan la oportunidad de “practicar” las frustraciones y aprender que el fracaso no es el fin del mundo. Solo después de aprender esto, pueden salir al mundo – ya sea a la universidad o al mundo laboral- y no sentirse totalmente devastados por los obstáculos. Aprenden así cómo reponerse y ver que existe una manera de hacer las cosas mejor la próxima vez.

Ilustración de Johanna Wright

Facebook Tavizna Aula de la Naturaleza

Share